El aprendizaje

Tríptico Sinteno en la Escuela

Hasta hace relativamente poco tiempo, el aprendizaje se consideraba como la mera transmisión de conocimiento de una autoridad experta a un aprendiz. De esta manera, el alumno era considerado como un sujeto pasivo que no interfiere en la construcción de su aprendizaje. Sin embargo, este aprendiz o alumno es el verdadero protagonista en la creación de su aprendizaje, fruto de una actividad intelectual por parte del mismo. Éste es conocido como aprendizaje significativo.
Al convertirse el aprendiz en el sujeto activo dentro de este proceso, es necesario que éste disponga de una motivación, unos conocimientos previos e intencionalidad suficientes para que dicho proceso se consolide con éxito.
En todo este proceso intelectual, el formador actúa como un mediador o guía aportando claves e instrumentos que faciliten la construcción del aprendizaje. El formador ha de ser rigurosamente cuidadoso a la hora de seleccionar los contenidos a enseñar para que se adapten a las especiales características y circunstancias de cada uno de los alumnos. Además, de estructurarlos, organizarlos y presentarlos con lógica y coherencia. Se alza así como una figura educadora en la que sus educandos son su razón de ser y cuya tarea es enseñar el sentido de la vida. El aprendizaje de cada materia no tiene más finalidad que ayudar a los jóvenes en su búsqueda de sentido. Desde este punto de vista, todos los saberes son necesarios porque ayudan desde distintos ángulos a construir cada etapa de la vida, a comprenderse a uno mismo, a entender el mundo y nuestro papel en el mismo.
El siglo XXI se debe caracterizar por fomentar este tipo de aprendizaje significativo entre los más jóvenes: solo de esta manera, nuestros niños se podrán convertir en adultos capaces de razonar y desarrollar sus propias ideas y no solo transformarse en buenos profesionales sino, lo que es más importante, en buenas personas. Enseñar procesos, capacidades de acción y de actuación más que saberes conceptuales. El formador muestra cómo interiorizar cognitivamente comportamientos, capacidades, actividades, de tal manera que los aprendices, los alumnos, los hagan suyos y los puedan aplicar a las diferentes circunstancias y momentos en los que la vida se los requiera.
Desde Sinteno creemos firmemente en el potencial del desarrollo cognitivo de los niños y niñas de nuestro entorno. A través de nuestro programa de actividades, Sinteno en la Escuela,  especialmente diseñadas para ellos, fomentamos sus capacidades intelectuales utilizando recursos educativos alternativos a los tradicionales para que, ante todo, aprendan disfrutando.
Porque es obligación de todos educar a los futuros ciudadanos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s