Sines… ¿qué?: ¡¡¡Sinestesia!!!

Hoy hablamos de esta desconocida y a la vez especial forma de percibir la realidad; que es más frecuente de lo que creemos y de la que no han oído hablar muchas veces ni los propios afectados.

Desde el punto de vista neurológico, la sinestesia es la mezcla de percepciones, de sentidos diferentes. Todos nacemos sinestésicos. Es hacia los cuatro meses cuando el cerebro humano empieza a separar las percepciones de los sentidos asignándolas a zonas diferentes no comunicadas. Los sinestésicos no desarrollan esta separación o lo hacen en diferentes niveles. Hay muchas más personas sinestésicas de lo que imaginamos, en torno al 1% de la población. Esto aumenta al 6% en el caso de los artistas o las personas dotadas para el arte.

cerebro colores

Percibir los números cada uno de un color, los colores con un determinado sabor o los sonidos con una textura específica: eso es la sinestesia. Os recomendamos ver el vídeo del programa Redes que bajo el título Flipar en colores, trata el tema de la sinestesia.

http://www.redesparalaciencia.com/249/redes/redes-22-flipar-en-colores-29-minutos

En el lenguaje común encontramos muchas expresiones sinestésicas. Quién no ha dicho alguna vez refiriéndose a un color: es verde chillón. Hemos mezclado, sin darnos cuenta la vista y el oído. O, qué sonido más dulce, atribuyéndolo a un instrumento musical. Hemos mezclado el gusto y el oído. Todos sabemos que los colores no hacen ruido y que la música no tiene ningún sabor; sin embargo, ¿a que no comprendemos perfectamente la expresión?

Las personas sinestésicas no son todas iguales. Para algunos, el color es todo, sienten y perciben en colores. El pintor Paul Klee era un sinestésico dominado por el color; para otros es la música la que impregna y domina su percepción, como le pasaba al también pintor Vassily Kandinsky, para quien la pintura era música.

¿Recuerda el lector algún caso de personas que repiten largas listas de números, imposibles de concebir para el común de los humanos? Suelen ser sinestésicos. Los números para ellos son colores, y es muy fácil agrupar colores; mucho más que cifras.

Yo, parafraseando a Punset, flipo en colores. Las personas son de colores: nunca te fíes de alguien que es amarillo limón. Los días también: me gusta el miércoles porque es naranja.

Esto supuso un terrible trauma en mi infancia, porque creía que todo el mundo percibía igual que yo y no comprendía por qué se burlaban de mí cuando explicaba con la naturalidad que solo se da en un niño, que no quería ir al cole porque la señorita X era marrón, y que me había pegado un niño verde oscuro. Era mejor callar y pasar desapercibida, aunque a lo largo de mi vida he descubierto la gran utilidad que tiene mi mente sinestésica. La organización de la información en mi cerebro es rápida, las percepciones, también. Incluso he podido plasmar alguna aplicación relacionada con la archivística basada en colores que ha resultado muy eficaz.

Te propongo un juego. Sólo por hoy. Piensa en colores y dime, ¿tú de qué color eres?

Carmen Molina Villalba (Gestora Cultural, Presidenta de la Asociación Sinteno, Persona con Síndrome de Asperger)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s