Comunicación Interna, la asignatura pendiente de la persona asperger

Dentro del mundo de la empresa se manejan con asiduidad los conceptos de comunicación interna y externa, dependiendo de si se realiza en el entorno de la organización o fuera. Los niños y jóvenes asperger tienen cada vez más posibilidades de aprender habilidades sociales que les permiten integrarse de forma positiva en sus entornos  sociales y educativos.

Me pregunto ¿esa integración se extiende al ámbito familiar? O dicho de otro modo: ¿cuánto esfuerzo puede realizar una persona asperger para prestar atención a todos y cada uno de los detalles de la comunicación social, sin generar un estrés insoportable que sea negativo para su equilibrio y felicidad?

Hablamos de comprensión y tolerancia en todos los casos. Tratándose de una persona adulta, en mi caso, y en otros que conozco, sucede que el esfuerzo de mantener un listón social alto en nuestra vida laboral y en nuestra comunicación externa, nos lleva a un agotamiento psicológico importante por lo que cuando llegamos a casa queremos quitarnos el ‘maquillaje’ de neurotípico y comportarnos como realmente somos.

Entonces, comienzan los problemas

Yo llevo siempre conmigo la piedra irlandesa de las preocupaciones. Este humor irlandés, tan jocoso y peculiar él, ha inventado una piedra para quitar las preocupaciones a los seres humanos.  Mientras la frotas debes pensar (haz clic en la imagen y lo verás en pantalla):

piedra irlandesa de las preocupaciones

En definitiva, nunca hay problema, por muy trágica que sea la vida. Por desgracia la realidad no acompaña a la ficción. La comunicación dentro de la familia, lo que llamaríamos comunicación interna en esta empresa social que montamos cuando tenemos pareja e hijos no siempre acaba con ¡No hay problema! Es difícil convivir con una persona asperger, difícil cuando es nuestro hijo pero yo creo que aún más cuando se trata de nuestra pareja. ¿Recuerda el lector el dicho de que ‘madre no hay más que una y a ti te encontré en la calle’? Pues eso, que si es nuestro hijo se hace lo que haga falta con tolerancia y amor infinito. Si es nuestra pareja, esto no siempre sucede, bien por desconocimiento del síndrome o bien por cansancio, se acaba en el desamor.

Les invito a ponerse en la mente de un asperger porque hoy, yo no soy feliz. (Haz clic en la imagen y lo verás en pantalla)

 cuadro comunicacion interna

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s