Asperger in love

Arde Madrid. Entre Bilbao y Atocha, con paradas intermedias han sudado lo suyo. Los protagonistas son hoy dos personas Asperger hablando de amor. Cargando fracasos como se cargan sacos de escombros, intentan reflexionar sobre los sucesivos derrumbes de sus historias de pareja.

Entonces, cuando te dicen que te querrán eternamente no quiere decir que lo harán: ¿te mienten? ¡Te mienten!

No, simplemente es lo que sienten en ese momento, pero no lo sentirán siempre. Cuando dejen de amarte, dirán lo contrario con igual naturalidad.

¡ No puede ser!

Ellos son los “normales”, no tú. No te olvides.

Ella se rebela ante una realidad que tiene muy cercana y que le duele todavía. El ha llegado a una resignación convencida.

No es lo mismo. Ellos no sienten igual. Tienen emociones. Simplemente sienten una emoción y dejan de sentirla. Ya está.

¿Qué se percibe dentro de una emoción?

No lo sé. A ellos les gusta, viven de las emociones.

A nosotros nos pasa como a los ciegos, nunca podrán sentir el color. ¿Eso es lo que pasa?

Sí, eso es

La calle se hace larga, gris y blanda bajo sus pies. Recrean en silencio sus amarguras y callan, uno al otro, su dolor antiguo. Un desasosiego más de los que guardan bajo su concha.

ondas in love

Son ondas

 ¿Ondas?

El amor. Tenemos ondas distintas. Los que se llaman normales viven el amor en forma de onda: a veces arriba y a veces abajo. Te quiero, te odio. Me gustas, te rechazo. Me diviertes, me aburres. Un Asperger es una línea recta emocional.

Ya. Si amas es algo definitivo. Las cosas pueden cambiar, las circunstancias también pero tu sentimiento es recto, no fluctúa.

Si tu pareja está mal, dirá que eres insensible y que no le entiendes. Si tu pareja está bien dirá que eres aburrido y no le sigues. Y tú no has cambiado nada.

¡Pero no es así!, casi nunca te das cuenta de lo que les pasa, no puedes interpretar sus señales.

Ellos no lo entienden, nunca lo entienden.

Silencio. Y pasos cansados. Y melancolía.

Yo podría explicar con detalle cada centímetro de su piel. Le observaba para ver si algo había cambiado. Me acercaba sin hablar para que supiera que, si quería yo estaba allí. Eso era amarle.

Yo me levantaba a desayunar con ella cuando llegaba del trabajo. Eso era amarla.

Es mejor no acercarse a lo que no controlamos. Así evitaremos sufrimientos.

Ella no dice nada pero piensa que no le gustaría rendirse. Todavía no.

NOTA de la autora: como se suele decir, basado en hechos reales

Carmen Molina Villalba (Gestor Cultural, Presidenta de la Asociación Sinteno, Persona con Síndrome de Asperger)

2 pensamientos en “Asperger in love

  1. Me siento muy bien leyendo esto, por fin entiendo el por qué de muchos fracasos a los que me he atribuido mi culpa. Por fin puedo amar sin sentir que he sido yo la culpable. Gracias por escribir esto, me hace mucho bien sentir que mi amor es incondicional, y que si alguien me rechazó es por su inestabilidad genética a ser tan moldeable. Gracias

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s